Sal de todas las deudas:

Todo el mundo, en algún momento de su vida, ha tenido que asumir deudas. No obstante, si eres de los que tiene deudas negativas como las de tus tarjetas de crédito (dónde estás pagando altas tasas de interés) y no deudas buenas como las estudiantiles o la hipoteca de tu casa tu prioridad número 1 debería ser salirte de ellas y cambiar tu hábito de endeudarse con estos plásticos.

Adicionalmente las emergencias ocurren, tu auto podría necesitar una reparación de $600 dólares cuando menos lo esperas. Es por esto que Blaylock te aconseja tomar una parte del dinero destinado a pagar tus deudas y ponerlo en un fondo para emergencias.

Deudas

Por ejemplo, en vez de estar pagando $500 dólares para abonar a tu tarjeta de crédito, considera la opción de pagar solo $300 y los $200 dólares restantes ponerlos en dicho fondo. Si bien esto implica que tardes más tiempo en pagar tu deuda, esto te permitirá contar con un fondo en caso de una emergencia.

Luego de pagar todas tus deudas, Bluter sugiere que debes tener solo una tarjeta de crédito y debes llegar a un acuerdo contigo mismo (o con alguien más que sea importante para ti) donde te comprometes a utilizar la tarjeta únicamente en momentos de emergencia.

“Digamos que tu auto se averió y necesita ser reparado esto sí es una emergencia; una promoción y pensar que la necesitarás en 6 meses, eso no lo es” dice Bluter.

Aumenta tus ingresos:

Existen dos formas para que tu fortuna crezca: Gastar menos o aumentar el dinero que ahorras; y gastar menos solo hace parte el proceso, ya que tienes que ahorrar y cuando sea apropiado invertir el resto. De hecho, ganar más dinero no implica que tu fortuna se incremente, ya que normalmente, tu estilo de vida suele nivelarse a tus nuevos ingresos.

Ahora, si incrementas tus ingresos y decides nivelar tus ahorros, con el tiempo tu fortuna se irá acumulando. Una sugerencia: diversifica las fuentes de tus ingresos buscando un trabajo de medio tiempo, puede ser haciendo algo que te apasione.

Aumenta tus ingresos

Para aquellos que no estén en capacidad de reducir sus gastos, en definitiva deben buscar un trabajo de medio tiempo. Otra alternativa es buscar opciones de inversión, quizás con la ayuda de profesionales en el área, o alguna otra manera de generar ingresos a parte de tu fuente principal.

La pensión y el retiro deben llegar a tu vida en forma de varias fuentes: ingresos por renta, ingresos por trabajos de medio tiempo, ingresos por tus activos, ingresos por tu pensión, no solamente con tu salario mínimo.

Considera consultar con un experto:

Existen momentos en tu vida que se hace necesario, y rentable, recibir el consejo de un experto en el tema financiero. Puedes estar haciendo todo lo necesario para obtener buenos hábitos con tu dinero, pero tener un consultor de tu lado puede ayudarte a llevar registro de tu metas, y más importante aun, ayudarte a conservar una visión de largo plazo.

Experto

“Muchas veces las decisiones financieras que tomas se basan en un componente emocional, lo que te impide tomar buenas decisiones” dice Blaylock. Un consultor puede brindarte una visión objetiva y responsable de tus finanzas, algo que por tu cuenta, quizás, no puedas lograr.

Sí es posible ser rico con un salario mínimo, todo depende de tu capacidad mental para convertir tus malos hábitos en estrategias que te lleven a la abundancia.

Fuente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Instagram
Pinterest
LinkedIn
Google+
Email
RSS